RSS

LA DEFENSA DE LA UACM. Norma Mogrovejo

18 Mar

LA DEFENSA DE LA UACM

Estimada Marta:

En referencia al artículo que publicaste esta semana en la Revista Proceso, quisiera manifestarte lo siguiente:

Durante casi tres años la comunidad uacemita ha padecido un conflicto que se ha ido agravando día tras día, hasta corporizarse y el dolor lo hemos sentido directamente nosotrxs, en nuestras cuerpas personales y en nuestra cuerpa comunitaria. Nos satisface que la sociedad civil, como en tu caso, se preocupe también por lo que pasa en nuestra universidad que no es sólo de la ciudad, sino también de la comunidad académica internacional porque nuestro proyecto universitario ha sido citado en diversos ámbitos por su calidad humanística y por sus resultados, a pesar de haber sido denostada públicamente de manera injusta por la ex rectora, la señora Orozco.

La argumentación de tu preocupación, estimada Marta, aparece no solamente unilateral, sino anti-histórica. Para llegar al momento en que estamos -y nos parece la solución más justa- lxs integrantes de la comunidad pasamos por un largo proceso donde agotamos todas las posibilidades de diálogo e interlocución. Al leerte, me parece que careces de información o abundas en omisión, que sería interesante obtuvieras para opinar de manera menos inicua.

Durante el segundo CU, Orozco conquistó una mayoría de estudiantes, académicos y administrativos, a través de prebendas, favores, canonjías, lo que le permitió un manejo discrecional de la administración, el presupuesto y el proyecto académico. Para nombrar sólo algunos aspectos: adjudicaciones directas, desvío de fondos (principalmente a la empresa privada “Las reynas chulas”), contrataciones en violaciones al Contrato Colectivo de Trabajo, contrataciones con empresas privadas como Rand Corporation y McKinsey & Company de muy dudosa reputación, nepotismo, secuestro de las cuotas sindicales, despidos injustificados a compañeros que se opusieron a su posición política, intento de modificar el proyecto educativo, entre muchos etcéteras. Es decir una política despótica, inconcebible en un espacio académico, está demás decírtelo a ti, absolutamente patriarcal.

Orozco se negó a renovar el CU porque se encontraba muy cómoda con su grupo de incondicionales. A costa de presión y lucha, el sector crítico, logró que se convocara a elecciones, pero cuando los resultados no le favorecieron, maquinó un fraude electoral que desató la mayor de las inconformidades. No puedes obviar, las marchas multitudinarias que se llevaron a cabo en protesta de tan descarado fraude. Ante la falta de reconocimiento del problema, los estudiantes tomaron las instalaciones. En varios procesos, internos y públicos con mediadores destacados como SERAPAZ, expertos en mediaciones, y finalmente con la coadyuvancia tripartita, en todas, todas, mi querida Marta, Orozco firmó acuerdos, que luego desconoció.

Efectivamente la falta de seriedad y compromiso de Orozco significaba no estar preparada para el diálogo, porque es un personaje que nunca ha estado dispuesto al diálogo ya que nunca ha considerado al otro o la otra, al que piensa diferente a ella, como un sujeto válido y eso en una institución académica, querida Marta, es inconcebible.

La estancia de Orozco más del tiempo necesario no ha sido precisamente por sus méritos, sino por el apoyo de poderes políticos como el de Ebrard, con quién comparte intereses económicos muy grandes dentro de la UACM y por poderes fácticos como los medios de comunicación a quienes ha destinado recursos especiales a fin de que su información le favorezca de manera interesada. Y en este caso, opiniones de personajes de la prensa que si bien, no se destacan por prebendas económicas sino, por su imparcialidad como el caso de Aristegui o el tuyo, están mediados por afectos personales que ponen en riesgo su credibilidad y que al fin, tienen la pretensión de funcionar igual que otros poderes fácticos.

El movimiento estudiantil de la UACM, estimada Marta, es el primer movimiento exitoso de América Latina, por ello, el más importante en la historia de los últimos tiempos que marca un hito fundamental. Las historias que se han tejido de los intereses políticos de las tribus de izquierda dentro de la UACM son parte de las patrañas que han pretendido enrarecer el clima. El mayor interés perverso que ha operado dentro de la UACM es el económico por parte de Orozco en la fabricación de patentes y medicina que benefician sólo a sus bolsillos. Este movimiento se ha destacado por cuidar su autonomía y hay mucho que enfatizar en su proceso, principalmente la convicción de los estudiantes en nuestro proyecto universitario.

Esperar a que Orozco tenga la disposición del diálogo como sugieres en tu escrito, querida Marta, era esperar que la Universidad colapse en su esquizofrenia, lo mejor que le pudo pasar a la UACM es la reivindicación de la autonomía, la legalidad y la calidad académica, que estamos segurxs lo tendremos con Dussel, que no es perfecto, pero cuenta con una racionalidad académica, de la que lamentablemente, carece la señora Orozco.

Norma Mogrovejo

Anuncios
 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: